Volver del Tour de France

Final del Tour de France 2017 con mi compañero Thibaut Drapier.

El cometido de nuestro binomio, como en 2016: seguir desde dentro al equipo francés AG2R La Mondiale y publicar a diario vídeos dando cuenta de la vida de la carrera.

Un mes por las carreteras, de Düsseldorf a París, con etapas de nombres legendarios: la Planche des Belles Filles, el Galibier, el Izoard. El frescor de Lieja en Bélgica, la solana del Puy en Velay.  La incandescencia de una contrarreloj en el estadio velódromo de Marsella.

Más de 100 vídeos realizados durante 21 etapas, al ritmo de la carrera. No perderse la salida. Encontrar el mítico PPO (punto de paso obligatorio): sin él, el acceso al perímetro de carrera resulta imposible. Campamentos impensables, centros urbanos, kilómetros de planicie. Y luego, sobre lo que también es la carretera de las vacaciones, nos encontramos bloqueados a la fuerza durante horas detrás de un camping-car de holandeses.  Pero siempre cabe sorprenderse por la belleza de los paisajes o sencillamente por el fervor popular que rodea la mayor carrera ciclista del mundo.

Nuestro coche es nuestra casa, nuestro estudio de montaje, nuestro secador de calcetines. Pasamos en él 5 horas diarias por término medio, habremos vivido en su interior 6 días completos.

Evolucionamos en medio de un circo en movimiento, 5.000 vehículos, la caravana publicitaria, un ejército de periodistas, patrocinadores, gendarmes, con su jerarquía sobreentendida. Coches pintados de azul y de rosa (con permiso de acceso a todas partes), los que llevan una banda de cabeza de carrera, de cola de carrera o de fuera de carrera (¡como para entenderlo!) y todas esas carreteras cerradas donde tocamos el claxon a tope a los muros de espectadores enloquecidos, donde la policía nos invita a saltarnos los semáforos, deprisa, deprisa, llegan los corredores, no hay tiempo para contemplaciones. No hay problema, de cualquier modo la carretera pertenece a la carrera, todo el mundo circula en el mismo sentido.

Gracias a todo el equipo de AG2R al que hemos seguido de cerca, en los momentos de duda (Romain Bardet y su tercera posición a 1 segundo) y de felicidad (su victoria en Peyragude), en las divertidas reuniones de las etapas al final de jornada.

Bonita experiencia.

Franco-ThaïIslamic Games coverage in Azerbaidjan