Los horarios de rodaje a menudo se fijaban un día antes, y la acreditación a los shows VIP era difícil de conseguir pero incorporar a dos periodistas que hablaban chino hizo toda la diferencia, y AFP-Services cumplió.

Tencent también quería material para una serie cómica basada en la web sobre el “cosplay”, una costumbre asiática popular –una contracción de las palabras costume play, o juego de disfraces– que combina elementos del teatro, el arte escénico y la moda.