23.ª edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla

Entonces, Amandine, ¡este verano has pasado tres semanas en Colombia! ¿Por qué?

Sí, fui enviada por AFP-Services para cubrir la 23.ª edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, especie de Juegos Olímpicos regionales para Centroamérica. Nuestro cliente era el Comité Olímpico Colombiano.

¡No te fuiste precisamente de vacaciones! ¿Cómo era la carga de trabajo?

Trabajé 21 días de un tirón, del 19 de julio al 5 de agosto, con 6 fotógrafos colombianos. Las jornadas eran muy largas: se sabía cuándo se empezaba, pero no cuándo se terminaba. Cubríamos un máximo de competiciones todos los días, con 4 fotógrafos en Barranquilla, 1 en Cali y 1 en Bogotá. Se trataba de seleccionar y editar al menos 200 fotos a diario para la plataforma de distribución AFP Forum.

Al principio tuvimos bastantes problemas técnicos, aunque es normal cuando se trata de un acontecimiento de este calibre, donde la logística es enorme. Así que sentí mucha presión, si bien no encontramos problema que no tuviera solución.

Ciertamente. ¿Piensas que el cliente quedó satisfecho?

Sí, estaba encantado. Publicamos finalmente 2.000 fotos en lugar de las 1.000 previstas y hubo muchas visualizaciones y descargas desde AFP Forum, lo que resulta un buen indicio de éxito.

¿Alguna cosa más que añadir? ¿Alguna anécdota, alguna lección aprendida?

Una historia divertida e increíble: durante la ceremonia de apertura, no conseguí encontrar a mi contacto en el recinto del estadio lleno a rebosar, y la red telefónica estaba saturada. Empecé a trabajar sentada en las gradas con mi ordenador sobre las rodillas y milagrosamente vinieron a buscarme para conducirme a la sala de producción, donde se encontraba situado el maestro de ceremonias que realizaba sus comentarios. Me encontré trabajando en la pequeña cabina acristalada, donde se disfrutaba de una sensacional vista de los desfiles y del concierto de Shakira.